La Abeja Egipcia
 
Historia de la Apiterapia
La Miel
El Propóleo
El Polen
> La Jalea Real
La Apitoxina
La Cera de Abejas
La Colmena
 








 
La Jalea Real

La Jalea Real es uno de los productos más importantes de la abeja. Es el resultado producto de la secreción de las glándulas hipofaríngeas de las obreras jóvenes que se coloca en celdas reales como alimento para las larvas de reinas. Se llama Jalea Real porque es el único alimento de la larva real, en contraste con el alimento de obreras y zánganos que consiste en jalea larval o alimento de cría.

El alimento de cría es inicialmente similar a la jalea real, pero es sustituido al cuarto día (de la vida de la larva) por una papilla de miel, polen y agua, mientras que la reina recibe jalea real durante toda su existencia, lo que explica el hecho de que las reinas tengan un tamaño mucho mayor que las obreras (entre un 30% y un 40% más), puedan vivir hasta 6 años -mientras que las obreras viven de 1 a 3 meses-, nazcan con órganos de reprodón y sexuales altamente desarrollados y sean inmensamente fértiles a lo largo de toda su vida mientras que las obreras tienen sus órganos reproductores atrofiados.



Hay además una diferencia de calidad en la jalea que recibe la obrera respecto a la de la reina. Esta diferencia está dada por dos componentes fundamentales de la jalea real: la biopterina y la neopterina. El alimento o jalea de la obrera contiene seis veces menos biopterina, diez veces menos neopterina y siete veces menos ácido pantoténico que la jalea real que reciben las larvas de reina.

En palabras simples podemos decir que la jalea real es la leche de las abejas y es interesante destacar que esta "leche" es producida únicamente por obreras jóvenes de entre cuatro y 12 días de edad. Las obreras jóvenes tienen más energía y sus células tienen una mejor, casi perfecta, multiplicación sin los errores crómicos específicos que aparecen con la edad. Esto puede ser también la causa general de la extraordinaria y alta longevidad de la Reina. Las abejas nodrizas producen esta valiosa "leche" cuando disponen de abundante miel fresca y polen (pan de abejas), agua y una temperatura conveniente en la colmena; así ellas producen en su propio cuerpo, a partir de aminoácidos, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales, etc. este maravilloso y misterioso producto.

La jalea real es de apariencia blanca cremosa y viscosa, su olor levemente ácido y fenólico es muy particular y aromático y su sabor algo amargo y astringente es característico. Con el envejecimiento se torna más densa y tiende a oscurecerse.

Composición química de la jalea real

La composición química de la jalea real es agua (68%), azúcares (8,5%), proteínas (12%), lípidos (5,6%) y cenizas (0,8%). Entre estos componentes están incluidos a-proximadamente 37 compuestos ácidos, entre los que pueden mencionarse los ácidos: dicarboxílico, dodecanoico, metiloctandioico, nonanoico, 8-hidroxioctanoico, eicosenoico, dicarboxílico, decandioico, palmítico, p-hidroxibenzoico y otros.

Las vitaminas A, C y D no se detectan en la jalea real, o están solamente en forma de trazas y la vitamina E sigue siendo discutida por los investigadores, respecto a si se encuentra o no. Las principales vitaminas son Tiamina (v B1), Riboflavina (v B2), Piridoxina (v B6), Ácido nicótinico (v PP), Ácido Pantoténico, Biotina (v H), Ácido Fólico e Inositol.

En la jalea real hay estradiol, testosterona y progesterona. Además de albúminas, grasas, azúcares, vitaminas, microelementos y los otros compuestos mencionados, contiene 20 aminoácidos esenciales, principalmente arginina, valina, histidina, isoleucina, lucina, lisina, metionina, treonina, triptófano, fenilalanina, prolina, ácido aspártico, serina, ácido glutámico, glicina, alanina, 1/2 cistina y tirosina.

Propiedades de la jalea real

La jalea real provoca afluencia de fuerzas, aumenta la vitalidad, longevidad y resistencia al frío y a la fatiga. Da una sensación de euforia con recuperación de fuerzas y del apetito. Tiene efectos señalados sobre la actividad de las glándulas suprarrenales, aumenta el peso corporal y la tasa de desarrollo, mejorando el crecimiento en el caso de sub- alimentación en niños de corta edad.

Sin embargo debe tenerse en cuenta que la administración prolongada de la jalea real en cantidades excesivas no es recomendable. Si se ingiere en gran cantidad, la jalea produce cefalea, aumento de la tón arterial, aumento del ritmo cardiaco y náuseas.

Debe tomarse moderadamente y en pequeñas cantidades, buscando un producto de la mayor calidad posible.


Notas tomadas de diversas fuentes:
Curso de Apiterapia del Dr. Stefan Stangaciu,
"Apiterapia para todos" Dtor. Moisés Asís



Imprimir páginaImprimir página
 
 
Contacto   |  Profesionales